Inicio | mapa web | contacto | buscar   
 
   Síguenos  
 
   Comarca  
 
   Adm. abierta  
 
   Áreas  
 
   Noticias  
 
   Los Monegros  
 
   Centros de Interpret.  
 


   NOTICIAS

El escritor Anchel Conte ha presentado su libro esperando el cierzo en castellano ante alumnos del
 

Alumnos del Instituto de Sencundaria Montes Negros de Grañén que están leyendo durante estas semanas en clase el libro de Anchel Conte “Esperando el cierzo”, han tenido la oportunidad esta mañana de escuchar una conferencia del catedrático de Historia e investigador,cuyas raíces son monegrinas y más concretamente de Robres, además de participar activamente en un diálogo mantenido con el escritor, quien ha estado acompañado del presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte y del alcalde de Grañén, Juan Antonio Rodríguez.

 

El presidente comarcal ha señalado en su presentación que el autor ha sido su referencia y ha elogiado que “siempre se ha puesto de parte del perseguido”. Anchel Conte ha recordado ante el auditorio que fue a los 18 años cuando por primera vez entró en un archivo para estudiar a los templarios de Huesca y que siempre la ha interesado “descubrir el lado humano de la historia porque todos somos agentes de la historia y contribuimos a hacerla”. Después comenzó la investigación de los mudéjares de Huesca que le ha llevado a obtener más de 36.000 fichas y más de tres mil documentos sobre estos “aragoneses que eran diferentes y que a pesar de estar bautizados estuvieron marcados hasta que en el siglo XVII se les expulsó de la Península”.

 

Calificó su libro como “un alegato contra la intransigencia”. En su investigación se encuentra con el drama de una mujer oscense Marién de Marguán quien es rechazada en su país por mora y en Argelia por cristiana, es el drama de los exiliados y perseguidos”. La novela nace tras documentarse de forma exhaustiva sobre los nuevos cristianos y como la Inquisición actuó contra ellos, “especialmente si eran ricos, por otro lado, las mujeres por el hecho de serlo estaban más marcadas, eran como personajes de segunda fila”. Para Conte, “la intransigencia es un mal universal. Esta mujer después de perder a su marido, hijos y familia, se encuentra que en Argelia también la consideran cristiana. Nunca ha sido libre ni para decidir qué religión o que marido quería tener”. El autor reconoció que se involucró fuertemente con la historia, desde sus investigaciones y que lo importante es “el respeto a ser como somos cada uno, a nuestra religión, cultura u orientación sexual. Hay que combatir la intransigencia y este libro es un reflejo de la historia del siglo XVII en Aragón, la intransigencia iba en contra de todo lo que se no consideraba normal y esto nos viene impuesto”. En referencia al fenómeno de la inmigración actual dijo que “espero que la historia no se repita, sería el aspecto didáctico de la novela, por encima de todo, todos somos seres humanos”.

 


<< Volver


Valid XHTML 1.0 Transitional